lunes, 8 de febrero de 2010

no recuerdo

a partir de cuando los cepillos de dientes
dejaron de entrar en los cositos
diseñados para poner cepillos de dientes

8 comentarios:

Ana dijo...

jajajaja muy cierto!

Me frustre mucho cuando intente meterlo en la casa de mi abuela.

Lo puse de costado, insulte al aire y me fui a dormir.

Mujer Inteligente dijo...

Ah no no no ¡sos un grande!
Tengo en mi baño un porta cepillos mal cerrado por culpa de la malicia de los fabricantes que se ponen de acuerdo para que los distintos productos que deberían encajar unos con otros no encajen y de ese modo hacernos las vidas miserables. ¡Mulder y Scully tenían razón, es todo una conspiración del gobierno!

Massi dijo...

uy uy.. ya lo tengo..

es OBVIO que es todo un complot de un único fabricante de vasos (OBVIO que es de los mismos dueños de las pasteras de dientes) para destronar a los fabricantes de cositos diseñados para los cepillos de dientes (OBVIO que son de la misma familia y se pelearon a muerte).

yo mejor no me lavo mas los dientes y listo..

Mujer Inteligente dijo...

Mmm, creo que nos fuimos al carajo ¿No que simple era mejor? Jajaja

Massi dijo...

no veo lo complicado de mi teoría conspirativa..

nop..

no lo veo :)

Maya dijo...

jua jua me mató el acierto de este post...

Sora Mitsuko dijo...

jejejeeje siiiiii es verdad!
muy divertido este blog, mientras más simple, más agradable =)

Anonimovsky dijo...

Desde que las empresas de dentifricos nos hicieron creer que necesitabamos 1/2 kg de pasta para levantarnos una mina.